El pan fibroso, que elaboramos diariamente, es muy rico en fibras, tanto solubles como insolubles, de origen cereal y vegetal, por lo que se convierte en la forma ideal de incorporar a nuestra dieta la cantidad necesaria de fibra para prevenir y aliviar el estreņimiento, hemorroides y varices